miércoles, 9 de agosto de 2017

Poemas de ayer : Embrujo



Redondo y pálido
el beso de la tarde.

Un sol adelgazado
prende las ramas
                      de los abedules
y pasea sumanopormislabios,
como tu beso, entonces,
tan suave y detenido.

Un libro abierto
descansa su pereza,
sobre el césped brillante

Tulipanes,
seduciendo a la brisa.

Y las horas que pasan,
len
     tí
        si
           mas,
           así, tan de puntillas...

En el bazar del cielo,
liquidación de nubes.
Una valla de troncos
donde se duerme un gato.

Y, a lo lejos,
la llamada insistente,
posesiva y erótica del mar.



martes, 1 de agosto de 2017

Momentos
















Tan suave, tan tibia,
tan cercana,
esta noche de agosto y el mar.

Ven,
Una copa y hablemos:
Siempre hay un pequeño dolor.
Una farola rota.
Unas manos vacías.
Un niño que llora un deseo...

Amor, ven y hablemos.



              *****


Miro la noche.
A lo lejos el faro,
redondea  su arco de luz
sobre lo oscuro.

No deja de llover
y la lluvia sin ti
no me parece hermosa.

Porque llegas, amor
y traes contigo,
un campo de espigas, 
la ternura, la luz y las rosas.

martes, 25 de julio de 2017

Carlos no quería ser soldado
















Tarde. Un banco.
Espera.
Tú.
Mis manos entre tus manos.

Tu sonrisa borra el mundo.

Charlamos.
Comentamos las noticias del día:
Concierto de jazz en el Altxerri.
Un tornado en el Sur.
El último accidente de un soldado.

Y vuelve
-siempre vuelve obsesivo
el recuerdo de Carlos-
Su funeral,
la rebelde impotencia
de la hermana,
la mirada vacía de la madre...

Arquitectura colorgris, la nube,
encerró al sol,
en su deforme saco.
Alrededor,
herido mi paisaje, está llorando.

                         **(del poemario "Como pequeños fuegos")

martes, 18 de julio de 2017

Ya lo sabes


















No es ningún misterio
- ya lo sabes, amor-
que la vida no es como quisieras.
Porque casi siempre,
no rima contigo.
No se acuesta en tu cama.
No te ama demasiado ,
ni te cura las heridas del alma.

Y a veces te rebelas
y te enojas con ella.

Sin embargo,
casi siempre compensa
y te tira un salvavidas.
Y puede llegar a ser hermosa,
si la sabes vestir de poesía...

Y te inventas
un mundoquenoexiste,
y vuelas a París.
O a Peguajó
o a una nube viajera...

Y oyes
cantar jilgueros en la noche.
Y te sientes alondra o mariposa,
si saltas a la magia cada día.

lunes, 3 de julio de 2017

Poemas de ayer : Se fue la ternura














De pronto -lo siento-
se fue la ternura.

Se perdió en la niebla
con su traje blanco
y su boina gris.

Y ahora,
la casa es cielo vacío
sin campanas, sin versos, sin sol.

Quien nos va aencenderlasonrisa?

Nadie escucha ya
canciones de amor.
Ni sale a mirar las estrellas.
Ni invita a la luna
a entrar al salón.

Antes, cuando la ternura,
había revuelo
de pájaros locos.
La vida le abría
ventanas al viento
y había escaleras, que daban,
a un país de sueños...

Se fue la ternura, amor,
y no queda sitio
para las caricias
ni nos vamos ya amorirdeunbeso.

Ahora,
ya no somos nosotros:

Solo somos tu y yo.

lunes, 26 de junio de 2017

Momentos : Sueños
















Soy, viajera clandestina.
Irremediable soñadora.
Una flor silvestre
que se esconde entre yuyos.

Soy silencio.
Un simple pajarillo a ratoslibres.

Alguna vez fui cóndor
-recuerdo las alturas y los vientos-
Y brisa
que hablaba con pájaros y flores.

Y sé que alguna vez, fui otra.


               **********

Camino
por parajes inhóspitos, vacíos.
No hay veredas, ni gente, ni nada.

Si digo Dios
vendrán las mariposas,
las flores, la lluvia?
Vendrán los pájaros?...

Será suficiente
pensar en ti, amor, para salvarme?.


             **********

Otra vez, otra noche de sueños
sin sueño.
Otra vez, amor,
en el sueño contigo.
En  un bosque de estrellas fantasma.

No recuerdo lo que hemos soñado
ni adonde me llevaste de la mano.

Abro los ojos:
De pronto es día
y el lugar cotidiano...  y sin ti.

domingo, 11 de junio de 2017

Poemas de ayer : Y a lo lejos, la casa











Caminando en la noche.
Tibia. Limpia.
De un colorluzoscuro
que aún no se ha inventado.

Abajo el mar.
Una barca sin nadie
sueña una lejanía.

Y a lo lejos, la  casa.

El aire escribe allí su tiempo.
La campánula en flor
sube orgullosa por el enrejado.
Y pétalos de  luna
llueven sobre los sauces.

En el porche,
un viejito,  enciende su sonrisa
para saludarnos.
Y la mujer
nos ofrece un refresco
y pastel de frambuesa.

Le decimos
que nos hemos perdido
y aceptamos pasar allí la noche.

                     *****Publicado en la Revcista Escolar Kaixo (1992)