domingo, 25 de octubre de 2015

Teselas



Yo navego en las dudas.
Tú en las certezas.
Yo amo las tormentas
y los aguaceros.
Tú las brillantes luces
del atardecer.
Yo vivo en el otoñodetusojos

Tú,
escribes laberintos enmipiel.

               *****

Tan suave. Tan tibia.
Tan cercana
una tarde de octubre y el mar.
Cada cosa en su sitio:
Un café en la mesa. Las lilas
Un libro.
Un poema enpapelamarillo
Por sorpresa, unalluviacallada...

Y para que más?

               *****

Yo era comoalondra
habitando jardines.

Ya no me queda el patio
ni mi madre. Ni nidos.
Ni tampoco
el fulgor de latardecontigo.

Solo me queda intacto
un rojo roto corazóndetrapo.

domingo, 18 de octubre de 2015

Poemas de otoño : Tú no sabías



Fue un otoño
trémulo de amapolas
y revuelo de alondras.

Venías por la vida
con los bolsillos repletosdesueños,
papeles con poemas arrugados
y la mirada errante.

Tú no sabías
que mis labios guardaban
sonrisas no estrenadas
ni que mi corazón era tan cálido.

Que podías
desvestir con tus versos mi tristeza
para hacer florecer un tiempo nuevo.

Que tus poemas
tenían el poder de enamorarme
y que quería
irme a vivir a tu almadepájaro.

Que podías
dejar de ser itinerario,
un proyecto de fuga

No sabías, que te estaba esperando.

lunes, 12 de octubre de 2015

Momentos de otoño II



Es otra vez otoño.
Farolas
contra un cielosinfondo.
Tan mansamente llueve
como pasa la manoazuldelaire
entre las lilas.

Una paloma atreve
sus pasos en la acera.

Y Sinatra, con esa voz de plata.

              *****

Noche tibia de octubre.
Casiazul.
Un niñomendigo y su perro
en un banco del parque.
La noche no alcanza
para tanta luna.

Escucho las noticias y pienso:
Cuantos muertos caben
aún en la mar?

             *****

Me pregunto, amor,
si me echarásdemenos.
Guardarás el poema
que te dediqué?
Mirarás mi retrato?
Te acordarás de regar mis flores?

Seré un pájaro loco entusueño
y quieta nube rosa, entumañana.

domingo, 4 de octubre de 2015

Crónica Rosa



Tan solo fue un minuto
que tu mirada se abrazó a la mía,
en aquel andén triste
de la fría estacióncasidesierta.

No fue para mí sola
tu sonrisa tan tierna?

Fue tan solo un minuto

y yo, sin mas razones
que un impulso,
te ofrecí
mi ternura mas correcta
y unos veinte suspiros
tatuados de promesas.

Tan solo fue un minuto
para ese gran amor
que yo te tuve
en el andén mas triste
aquella noche,
en laestacióndesierta.

Pero el tren se alejó
llevándose contigo, mi mirada

y me quede tan sola
como tristemujerabandonada
de una crónica rosa.